Llegó el Kamishibai

¿Kami, qué?

Siii, kamishibai.

Literalmente Kamishibai significa “teatro de papel”, una forma de contar cuentos que surgió en 1930 por las calles de Tókio.

La historia se cuenta a través de láminas, donde el espectador contempla los dibujos por la parte delantera, mientras el intérprete lee el texto por la parte de atrás de la lámina.

Las láminas son dispuestas en un teatrillo de madera, del tamaño de un maletín, donde la parte de atrás está abierta y la parte delantera consta de 3 puertas que se encajan. Las láminas son deslizadas una tras otra por el intérprete, mientras éste va leyendo el texto por su cara posterior.

El kamishibai es una forma fascinante de contar historias, por que capta la atención por su efecto mágico. Una forma interactiva, participativa y lúdica dónde sus principales beneficios individuales son:

  • Despertar la imaginación y fantasía
  • Despertar el gusto por la lectura interactiva
  • Trabajar el movimiento orgánico, libre de tensiones, bloqueos e inhibiciones.

Confección de tus propias láminas

Cuando se trabaja con talleres de confección de kamishibais, los beneficios a nivel grupal se incrementan:

  • El niño se siente motivado al cambiar el rol de oyente a intérprete y creador.
  • Ayuda a estructurar y organizar textos en una secuencia narrativa, impulsada por la colaboración de todos.
  • Fomenta el trabajo en grupo utilizando el potencial individual de las inteligencias múltiples.
  • Desarrolla el movimiento orgánico creativo, como la expresión corporal.
  • Potencia el hemisferio derecho con el desarrollo del potencial creativo.

Suelo utilizar el Kamishibai desde hace varios años en mis clases de yoga para niños y proyectos de dinamización cultural, como una especie de cuento en movimiento. He probado trabajar con historias ya hechas, pero lo que más me gusta es crear mis propias historias con collages, pinturas y dibujos, adaptándolas al contexto de mis clases y siempre disponiendo de ingredientes como la sorpresa, el asombro, la emoción, la curiosidad…

Los niños de hoy necesitan movimiento y el Kamishibai es una forma de poder integrar el movimiento en la lectura de una forma divertida y orgánica.

La creación de kamishibais también es una forma integradora junto a otros elementos curriculares como lengua y artes. Y debe ser aprovechado como gran potencial de comunicación para facilitar la transmisión de conocimiento con emoción.

 ¿Cómo leer en el kamishibai?

  1. Prepararse emocionalmente y anímicamente.
  2. Encontrar la historia apropiada.
  3. Leerla previamente en voz alta varias veces, encontrando el ritmo y el compás apropiado.
  4. Ensayar gestos, movimientos y palabras para enfatizar. Todo ello de forma integradora.
  5. Observar a los oyentes y ser capaz de adaptarse para captar su atención.

¡Así que manos a la obra!

Próximamente tendremos sorpresas. Estamos trabajando en nuevas colaboraciones.

¡Aguarden!

La editorial Siete Leguas es la distribuidora oficial aquí en España y también la proveedora a países como Francia, Alemania, Inglaterra y Chile.

Para saber más sobre kamishibais consulte a la web:

https://sieteleguas.es/es/

O déjame saber tus inquietudes.

AbrazOoommmsss